El conducir no descansado puede garantizar un accidente de tránsito.

Previous Next

El 20% y 30% de la causa de los accidentes es el cansancio.

Algunos de los efectos que pueden provocar el sueño, estrés y agobias mientras conducimos son:

Efecto túnel

El efecto túnel se trata del estrechamiento de la visión del conductor debido a una conducción veloz. Eso quiere decir que, a mayor velocidad, la visión periférica se reduce y dejamos de ver parte de la vía.La velocidad siempre tiene que adaptarse a los límites de la vía y a las condiciones que se dan en ese momento. Un exceso de velocidad puede llevar a tener graves accidentes de tráfico. Según la DGT es una de las causas que dejan más siniestros en la carretera.

Hipnosis de carretera

Es uno de los efectos más peculiares en la conducción. Aparece en situaciones de monotonía, en momentos en que la conducción es tan calmada y predecible que el cerebro se desconecta y se traslada a otros asuntos. En estos casos, la conducción se vuelve automática y la atención no está capacitada para reaccionar ante un imprevisto.

Microsueños

Si estás cansado, o has dormido mal o pocas horas,  y sientes una incomodidad constante, tu cuerpo te está diciendo que necesitas un descansos. Uno de los efectos más peligrosos son los microsueños, lapsos de apenas unos segundos que hacen que nuestra mente pierda la consciencia de los que estamos haciendo.

Fatiga

Es el efecto más común, pero el que tiene más fácil solución. Algunos de los remedios que todo conductor puede hacer para prevenirlo es dormir bien, hidratarse correctamente y evitar las prisas. La aparición de la fatiga no sólo depende del conductor, también depende la vía y del coche.

Ve seguro por la vida #CONDUCIR


Imprimir   Correo electrónico